Pemex, una carga en lugar de beneficio

Nací en 1988 y las críticas que he percibo de PEMEX son generalmente malas. He podido constatar que quienes laboran en esta empresa, son personas que tienen una condición deplorable en cuanto a valores y ética se refiere, son corruptos. Los diarios lanzan encabezados sobre narcotomas y millones de pesos robados en tomas clandestinas, ¿quién permite tal saqueo? para mí,  como mexicano, es un hecho indignante. De hecho, no recuerdo que se haya dicho algo bueno sobre PEMEX, a excepeción de quienes trabajan ahí o quienes tienen padres ocupantes de puestos gerenciales. Estas personas por lo general ven su futuro comprado, ya que visualizan a PEMEX como un gran panal de dinero, del cual pueden tomar y tomar, sabiendo que su esfuerzo máximo no será requerido.

Este tema, que trata el mal funcionamiento de PEMEX no es nuevo y ha causado controversia política bastante fuerte. Se ha pensado en privatizar dicha empresa, pero acarrea muchas cosas que no van con el interés de quienes mandan al país. No me refiero solo a quienes ocupan puestos políticos, si no también a aquellos empresarios que manejan al país incluso con más poder que el presidente. Desde 1917 el petróleo se ha tornado el producto más importante en el mercado global. Se ha dependido tanto en esta fuente de energía que sin ella, simplemente el mundo dejaría de funcionar algunos días. Es por este motivo, que el barril de petróleo puede subir de precio muy fácil, dadas las circunstancias de oferta y demanda.

Existen países que han sabido utilizar muy bien sus fuentes energéticas y posicionarse como participantes activos en las decisiones internacionales, tal es el caso de Dubai y su alta inversión en construcciones innovadoras gracias a los hidrocarburos. Brasil es otro claro ejemplo de una economía fuerte que sabe manejar su tesoro negro. Es la primera economía en América Latina y la segunda en América después de Estados Unidos. México se posiciona en segundo lugar en Latinoamérica después de Brasil, y en el 11 a nivel Internacional.

Otro problema que acarrea esta empresa gubernamental, es el robo directamente en los puntos de venta de las franquicias. En la Tesis de la Lic. Hassive Zuñiga, egresada en Contaduría y Finanzas, se hace un profundo análisis de este hecho. Se puede destacar que, a pesar de que existen organismos que se encargan de la regulación, hay contubernio entre las gasolinerías y éstas instancias. Su robo consiste en ponerse de acuerdo, para que los números chequen al momento de la revisión. La PROFECO, que es la organización regulatoria, siendo autor de este delito, procede a colocar la calcomanía que expresa el título de establecimiento regulado. Esto produce que los consumidores no duden y sigan cargando en el mismo lugar, mientras tanto, quienes despachan el combustible y los administradores, se llenan los bolsillos de dinero ilícito. La franquicia que se estudió en la tesis, reflejó una ganancia en términos de robo del 3% del total de ventas. Con este ejemplo se puede observar que la corrupción es como una enfermedad. El producto que como anteriormente se menciona, es el más importante a nivel global, despierta el interés de las las personas que se relacionan directa o indirectamente con él; Naturalmente, el humano busca el poder, que equivale a dinero, y no le importa utilizar este tesoro como medio para sus fines. Este un problema muy complejo que desde mi punto de vista no tiene solución inmediata. Se podrían revisar los procesos para declarar cuentas, o exigir una restructuración de las organizaciones regulatorias, pero aunque así se hiciera y los números reflen mejoría, se sabe que la personas que operan estas franquicias, estan buscando obtener beneficios a cualquier costo. Se necesita una limpia ética.

Si se toma en cuenta que en México, las ganancias generadas por actos de corrupción, en cualquier sector, es equivalente a la cantidad destinada al sector de educación, se puede plantear la hipótesis que así como estamos educando niños y jóvenes, también estamos manteniendo la mala educación de otras personas. La línea es muy delgada y fácil de cruzar cuando se trata de tomar algo que no nos pertenece y esta al alcance inmediato. La decisión de hacerlo o no, reside en la ética y consciencia de cada individuo. En mi opinión, estas características sólo se pueden aprender en casa. Definitivamente la educación juega un papel protagónico en la adquisición de valores, pero poco se puede conservar de esta enseñanza, si en el día a día se vive en una sociedad que hereda la corrupción y el crimen. Por otro lado, se destacan 2 caracteristicas importantes en la sociedad; El amor por el país y el individualismo. El primero acarrea problemas de identidad a partir de la conquista. El Laberinto de la Soledad, obra de Octavio Paz, hace una relfexión del porqué los mexicanos no se sienten ni españoles, ni aztecas, ni mexicanos; Al final nos sentimos solos, carentes de una imagen. Nos sentimos traicionados y por ello estamos siempre a la defensiva y no nos cuidamos entre nosotros; Somos individuales. El mexicano arrastra una cultura que no le favorece, sin embargo, estoy seguro de que si se saben las causas y se es consciente de los problemas que resentimos, una persona madura, no importando su edad, puede cambiar su manera de actuar. Ese cambio es el que se necesita, el problema idea un plan para que suceda.

Finalmente, quiero expresar que en mi sentir, Pemex es una empresa sanguijuela de dinero, que necesita una restructuración inmediata y eficaz.  Yo no soy político para decidir, ni un sabio para conocer las consecuencias, pero creo que la privatización le vendría bien al país y a su gente. A corto plazo, quizá exista un bache muy grande en cuanto a la economía, habría una devaluación y tasas de inflación similares a las del 85, sin embargo, a largo plazo se obtendrían los mejores frutos y México, vería hacía posicionarse como potencia mundial. Los políticos ponen como argumento que el petróleo es de los Mexicanos, y se niegan a que alguien diferente del gobierno los controle. Estoy de acuerdo en el punto de que nos pertence, finalmente se extrae de nuestro territorio, pero seamos sinceros, quienes gozan principalmente del poder y dinero que brinda el petróleo, son quienes lo manejan dentro del gobierno. Al final si es manejado por mexicanos, pero injustamente. Entonces, el argumento que proponen se contradice. Mas bien, lo que quieren decir es que el petróleo mexicano es explotado por mexicanos corruptos, y es mejor hacer esto, a que alguien con una nacionalidad diferente se lleve el dinero. Sabemos que es común que la gente del exterior se haga rica en México debido a que no hay Mexicanos que tengan esa visión y tampoco que les brinde el apoyo el propio gobierno.

En el periodo de Carlos Salinas de Gortari, se dió la concesión de TELMEX a Carlos Slim. Este servicio ha mejorado mucho desde ese tiempo, sin embargo, somos el país que más paga por tener servicios de telecomunicaciones. Se puede decir que no estamos con lo mejor, pero existe infraestructura que hace el trabajo. Al momento de comparar servicios de telecomunicaciones con petróleo, la balanza en cuestión de importancia se carga totalmente al petróleo. Debido a que es un producto global, los estándares de competencia no solo son nacionales. Esto ejercería una presión muy grande para quien maneje PEMEX y ofrezca precios competitivos. Pienso que se podría optar por hacer una privatización con limitantes para las empresas. Dichas limitaciones estarían reguladas por el Gobierno Federal.

Lo que es un hecho, es que hoy en día PEMEX tiene mas defectos que valor agregado, y el problema es que desde hace tiempo hemos permitido que la corrupción reine sin medida. Ahora no sabemos como detenerla. Pensando por un momento en actuar radicalmente, tirémos a PEMEX, quizá el presidente sufra consecuencias graves, pero si lo vemos crudamente en el contexto actual, entre tanta violencia una muerte mas generada por intereses ahogados, no haría diferencia.

¿ Y qué hay de la gente ? A pesar de que México tiene una gran dependencia en sus hidrocarburos, la gente es el mayor activo, que desde mi punto de vista, esta despertando. Inició con el cambio de poder pasando del PRI al PAN. Quizá no se han tenido los resultados esperados, pero es el reflejo de la gente quiere un cambio. Depender totalmente del tesoro negro quizá sea nuestro gran error. Los invito a cambiar de perspectiva y pensar que la gente puede mover naciones.


En que categoría de corrupción estas

El analista Reyes Heroles sostiene que
en México uno de cada cuatro ciudadanos considera que las prácticas inmorales son algo natural. Uno de cada cinco está convencido de que la corrupción siempre ha existido y que siempre se vuelve a lo mismo, y uno de cada 20 piensa que es un mal menor y que ayuda al funcionamiento de las cosas. Alarmante es también el hecho de que dos de cada tres ciudadanos no consideren grave el mentado flagelo
Obtenido de http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/laex/velazquez_a_lg/capitulo_3.html

Trabaja en colaborativo con Google Docs

Situaciones chocantes

  1. Enviame el trabajo a mi mail
  2. Pásamelo con tu USB no?
  3. Ya tengo mi parte, pero me falta la tuya, envíamelo.
Si has sido actor de estas escenas chocantes, seguramente por eso estas leyendo esto. Existe algo que se llama GOOGLE DOCS. Es un servicio de google que te permite hacer trabajos en colaboración y se guarda en Internet, o como se debería de decir, se guarda en la nube.  Esto quiere decir que mientras tengas acceso a Internet, podrás tener tus documentos. Actualmente hay plugins que te permiten accesar y editar tus archivos de Google Docs sin conexión a Internet, pero esta en fase Beta.
Al final de tu trabajo, habrá una sola versión y todos los de tu equipo podrán accesar a ella. Les debes de enviar una invitación previamente. Lo puedes bajar y guardar como PDF, DOC, ODF, HTML.
Te digo esto para que seas mas inteligente cuando trabajes en grupo. Las TI estan para hacernos la vida más fácil.
Date una vuelta en Google Docs, ingresa con tu cuenta de hotmail si es que no tienes de gmail todavía, y checa lo que puedes crear. Hay para hacer documentos escritos, hojas de cálculo, presentaciones, cuestionarios para postearlos en línea.

Y tú ¿ Ya te vendiste ?

– ¿ Y tu porqué o para qué estudias ?

Fue lo que un día mi profesor de Biología de secundaria le preguntó a un alumno. Él contestó sin titubear.

– Para tener dinero

A lo que mi profe respondió con voz alta.

– Si quieres dinero ponte a vender tacos.

¿ Y tú, porqué o para qué estudias ?

Muy posiblemente la imagen que tienes de ti mismo tiene que ver con el mundo empresarial. Oficinas, Toma de desiciones, un jefe, subordinados, etc. Ya sea que quieras emprender o solo ‘trabajar’, creo que hemos dejado de lado una cosa indispensable, que entre tanta información, mercadotecnia y persecusión de sueños propios, se ha esfumado.

El ser humano por naturaleza le gusta pertenecer o formar parte de algo. Ya sea porque se comparten las mismas ideas, costumbres o gustos, un individuo se acerca a grupos de su interés. Punks, skatos, nacos, fresas, juniors, darketos, indies, emos, etc. Todos estos grupos se únen por desición propia, no importando si fue racional, emocional, consciente o inconsciente. Pero, ¿ Qué sucede cuando la inercia de tu entorno te orilla a trabajar ?  No estoy culpando a tu entorno, siempre tendrás la necesidad de comer, y para satisfacerla, en el contexto actual, tienes que tener dinero. ¿ Que sucede cuando vas a reclutamiento de una empresa ? Te venden la idea de quienes son, y luego te raptan.

Tú que ya trabajas se que te sientes contento y emocionado por tus primeros días en la empresa. Gente nueva, ganas un sueldo que jamás habías tenido, probablemente te sientas parte de la empresa. Si tienes días muy cargados de trabajo, que no te permiten dormir más de 2 o 3 horas, no hay problema, aguantas y haces el trabajo.

Mientras pasa el tiempo y tu sigues en el mismo trabajo, con el mismo puesto, te das cuenta que realmente no eres tan importante como creías. Y ahora no sabes porque diablos te sentías tan feliz cuando entraste. Quizá tengas algunas deudas, problemas en casa por tener mucho trabajo y poco tiempo para tus relativos, te sientes infeliz, enojado. Tu jefe es un estúpido que no se da cuenta de las cosas. No te toman en cuenta.

Pues que crees, te has olvidado de ser tú mismo y has dado más que tu trabajo a la ‘gran empresa’ que te contrato. Quizá te identifiques con lo que Octavio Paz dice en el Laberinto de la Soledad.

El obrero moderno carece de individualidad. La clase es mas fuerte que el individuo y la persona se disuelve en lo genérico. Porque esa es la primera y mas grande mutilación que sufre el hombre al convertirse en asalariado industrial. El capitalismo lo despoja de su naturaleza humana, puesto que reduce todo su ser a fuerza de trabajo, transformándolo por este solo hecho en un objeto. Y como a todos los objetos, en mercancía, en cosa susceptible de compra y venta.El obrero pierde, bruscamente y por razón misma de su estado social, toda relación humana y concreta con el mundo: ni son suyos lo útiles que emplea, ni es suyo el fruto de su esfuerzo. Ni siquiera lo ve.

Creo que en muchas culturas mexicanas, sin saberlo han depreciado el verdadero peso y valor del conocimiento por si mismo. Tus padres te metieron a estudiar para que estuvieras preparado. ¿ Preparado para qué cosa ? Definitivamente tener una carrera terminada te da una ventaja, pero depende de tu enfoque, el uso que le des. Tú sabes si utilizas el conocimiento solo como herramienta para generar un ingreso estable, o como alimento y herramienta. Tú sabes si te vendes a compañías que quieren solo tu trabajo y les importas muy poco como persona. El otro camino es que no tengas ni siquiera el interés de estudiar. Me sorprende que estes leyendo esto.

Como todo en esta vida, no todo es de un solo color. He conocido gente que ama su trabajo y su empresa. Se ponen verdaderamente la camiseta por un largo periodo y siente que lo tratan como deberían. A mi corto periodo de vida, esto lo he visto poco.

No defiendo la idea de no trabajar y que te conviertas en un nini. Serías una pena. Pero cualquiera que sea tu situación, creo que valdría la pena detenerse un segundo y pensar a donde vas a parar con tu identidad, si sigues haciendo lo mismo. No creo te guste que la gente te vea con un logo empresarial en la frente, antes que a tu persona, ¿ o si ?