Y tú ¿ Ya te vendiste ?

– ¿ Y tu porqué o para qué estudias ?

Fue lo que un día mi profesor de Biología de secundaria le preguntó a un alumno. Él contestó sin titubear.

– Para tener dinero

A lo que mi profe respondió con voz alta.

– Si quieres dinero ponte a vender tacos.

¿ Y tú, porqué o para qué estudias ?

Muy posiblemente la imagen que tienes de ti mismo tiene que ver con el mundo empresarial. Oficinas, Toma de desiciones, un jefe, subordinados, etc. Ya sea que quieras emprender o solo ‘trabajar’, creo que hemos dejado de lado una cosa indispensable, que entre tanta información, mercadotecnia y persecusión de sueños propios, se ha esfumado.

El ser humano por naturaleza le gusta pertenecer o formar parte de algo. Ya sea porque se comparten las mismas ideas, costumbres o gustos, un individuo se acerca a grupos de su interés. Punks, skatos, nacos, fresas, juniors, darketos, indies, emos, etc. Todos estos grupos se únen por desición propia, no importando si fue racional, emocional, consciente o inconsciente. Pero, ¿ Qué sucede cuando la inercia de tu entorno te orilla a trabajar ?  No estoy culpando a tu entorno, siempre tendrás la necesidad de comer, y para satisfacerla, en el contexto actual, tienes que tener dinero. ¿ Que sucede cuando vas a reclutamiento de una empresa ? Te venden la idea de quienes son, y luego te raptan.

Tú que ya trabajas se que te sientes contento y emocionado por tus primeros días en la empresa. Gente nueva, ganas un sueldo que jamás habías tenido, probablemente te sientas parte de la empresa. Si tienes días muy cargados de trabajo, que no te permiten dormir más de 2 o 3 horas, no hay problema, aguantas y haces el trabajo.

Mientras pasa el tiempo y tu sigues en el mismo trabajo, con el mismo puesto, te das cuenta que realmente no eres tan importante como creías. Y ahora no sabes porque diablos te sentías tan feliz cuando entraste. Quizá tengas algunas deudas, problemas en casa por tener mucho trabajo y poco tiempo para tus relativos, te sientes infeliz, enojado. Tu jefe es un estúpido que no se da cuenta de las cosas. No te toman en cuenta.

Pues que crees, te has olvidado de ser tú mismo y has dado más que tu trabajo a la ‘gran empresa’ que te contrato. Quizá te identifiques con lo que Octavio Paz dice en el Laberinto de la Soledad.

El obrero moderno carece de individualidad. La clase es mas fuerte que el individuo y la persona se disuelve en lo genérico. Porque esa es la primera y mas grande mutilación que sufre el hombre al convertirse en asalariado industrial. El capitalismo lo despoja de su naturaleza humana, puesto que reduce todo su ser a fuerza de trabajo, transformándolo por este solo hecho en un objeto. Y como a todos los objetos, en mercancía, en cosa susceptible de compra y venta.El obrero pierde, bruscamente y por razón misma de su estado social, toda relación humana y concreta con el mundo: ni son suyos lo útiles que emplea, ni es suyo el fruto de su esfuerzo. Ni siquiera lo ve.

Creo que en muchas culturas mexicanas, sin saberlo han depreciado el verdadero peso y valor del conocimiento por si mismo. Tus padres te metieron a estudiar para que estuvieras preparado. ¿ Preparado para qué cosa ? Definitivamente tener una carrera terminada te da una ventaja, pero depende de tu enfoque, el uso que le des. Tú sabes si utilizas el conocimiento solo como herramienta para generar un ingreso estable, o como alimento y herramienta. Tú sabes si te vendes a compañías que quieren solo tu trabajo y les importas muy poco como persona. El otro camino es que no tengas ni siquiera el interés de estudiar. Me sorprende que estes leyendo esto.

Como todo en esta vida, no todo es de un solo color. He conocido gente que ama su trabajo y su empresa. Se ponen verdaderamente la camiseta por un largo periodo y siente que lo tratan como deberían. A mi corto periodo de vida, esto lo he visto poco.

No defiendo la idea de no trabajar y que te conviertas en un nini. Serías una pena. Pero cualquiera que sea tu situación, creo que valdría la pena detenerse un segundo y pensar a donde vas a parar con tu identidad, si sigues haciendo lo mismo. No creo te guste que la gente te vea con un logo empresarial en la frente, antes que a tu persona, ¿ o si ?

Advertisements

One Comment on “Y tú ¿ Ya te vendiste ?”

  1. Alan G. Curiel says:

    Creo que valdría la pena recomendarte un video llamado education revolution de Sir Ken Robinson. Búscalo en Youtube.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s